Como convertir ideas en acciones y hábitos

como convertir ideas en acciones y hábitosSiembra un pensamiento, cosecha una acción;
siembra una acción, cosecha un hábito;
siembra un hábito, cosecha un carácter;
siembra un carácter, cosecha un destino.

– Samuel Smiles

El objetivo de este blog es la identificación de hábitos vitales que nos ayuden en una manera conductivista/behaviorista a mejorar nuestras vidas en varias facetas (productividad personal, finanzas personales, simplificar la vida etc.).

Una cosa es identificar los hábitos vitales pero otra es interiorizarlos y transferirlos a acciones en la vida diaria. Podemos identificar miles de hábitos pero si no los intentamos aplicar no sirven para mucho.

Con esta entrada quiero compartir cuatro principios para convertir ideas en acciones y  acciones en hábitos:

1. Dominar el contenido. Significa que tienes que entender el concepto de la idea y relacionarlo con tu vida. Redefinir la idea para que cuadre con tu carácter y no esperar para ponerla en práctica

  • Hacer. Elige un consejo relevante y empieza implementarlo durante un periodo de tres a cinco días. Busca oportunidades para su aplicación, salta encima de cada ocasión para practicar. Después elige otro hábito y repite el proceso.
  • Discutir. Para elevarte a un nuevo nivel habla sobre lo que estás haciendo con amigos. Comparte tus pensamientos sobre el material hasta que venga naturalmente.
  • Enseñar. No hay manera mejor que entender algo que a través de enseñanza.

2. Dominar las habilidades. Una vez dominando el contenido, se trata de practicar, practicar y practicar. Hacer una vez no es suficiente, tienes que interiorizar el hábito, convertirlo en algo casi automático. Repitiendo los pasos listados en el punto 1 ayudará.

3. Aumenta tus motivaciones. Tienes que querer el cambio. Tienes que salir del modo pasivo “sería bueno cambiar” a un deseo activo de buscar oportunidades para el cambio.

  • Aplicar incentivos. Cada vez que haz logrado aplicar un hábito vital o convertir una idea en acción, celébralo! No busques la perfección. La auto-mejoración es lograda por individuos que aprecian mas ir en una buena dirección que aquellos que sólo demandan perfección.
  • Publícate. Deja que otros sepan lo que estás intentando hacer, explica que estás haciendo y porqué, explícales tus objetivos. Consigue que la presión social trabaje a tu favor.
  • Recuerda los costes, enfócate en las recompensas. Recuérdate a ti mismo porque estás intentando cambiar y enfócate en los resultados que vas a tener. Recuerda que va pasar si vuelves a viejos hábitos.

4. Instala provocadores Estímulos viejos generan respuestas viejas, si un problema no evoca tus nuevas habilidades, volverás a tus viejos hábitos. Y así perderássla oportunidad de probar algo nuevo. Para utilizar tus nuevas habilidades tienes que crear provocadores/incitadores:

  • Marcar territorio. Para algunas personas marcar físicamente el entorno funciona bien para ayudar a la aplicación de nuevas habilidades.
  • Reservar tiempo. Otra manera es reservar una hora del día para identificar problemas pero también éxitos. Cuándo identifiques un éxito, celébralo, cuando identifiques un problema, aplica tus nuevas habilidades.
  • Imprime un papel de trucos y cuélgalo en la pared para que lo veas cada día.
  • Lleva notas para acordarte de aplicar tus ideas, también puede ser cualquier objeto como una piedra o una foto etc.

Lo importante es no perder el enfoque para lograr que nuestros deseos de cambio, SE HAGAN REALIDAD.

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!