Entrevista con Manuel M. Almeida de mangasverdes.es

Entrevista con Manuel M. Almeida de mangasverdes.esSeguimos con una nueva entrega de la serie Objetivos Vitales, dónde publico entrevistas con blogueros que leo y que me parece interesantes. Como ya han visto en las entregas anteriores, la entrevista está centrada alrededor de la productividad personal y cómo estos bloqueros fijan sus objetivos.

Esta vez la entrevista es con Manuel M. Almeida, un periodista que lleva ya unos años publicando contenido interesante y personal en el blog Mangas Verdes. Llevo un año y medio leyendo su blog y me alegro poder presentar su blog aquí. Manuel acaba de lanzar un canal social llamado MySfera.

1. Cuál consideras es tu mayor logro en los últimos años?(Por favor añade otros logros y objetivos si quieres).

Logros ha habido unos cuantos, tanto en el campo profesional como en el personal, pero sin lugar a dudas el de lograr la permanencia y relevancia de un proyecto que se mueve entre ambas áreas, como es Mangas Verdes y la red de sitios que orbitan a su alrededor, es posiblemente del que más satisfecho me encuentro. En un blog de estas características, la libertad de expresión y la experiencia personal se conjugan con el rigor derivado de más de 15 años de actividad periodística.

2. Cuál crees fue la clave para lograr el éxito? Fue una cosa en particular, o un número de cosas?

Lo primero sería definir ‘éxito’. En mi opinión, ‘éxito’ es sentirte bien con lo que haces y avanzar, en la medida que cada circunstancia lo permita, hacia los objetivos que te has propuesto. ‘Éxito’ no es ‘fama’ ni es ‘poder’ o ‘dinero’ necesariamente. ‘Éxito’ puede ser un beso largamente deseado, y también el abandono de proyectos que te hacen infeliz. En mi caso, las claves para el éxito están relacionadas con la pasión y la constancia, así como con la capacidad para reconducir planteamientos y objetivos cuando sea necesario.

Cuáles son los “hábitos vitales” que has establecido para ayudarte lograr tus objetivos?

Hay dos fundamentales: informar y ser informado o, para ser más exactos, comunicar y ser comunicado. De ahí se deducen todas aquellas tareas que sirven a tal propósito: seguimiento de plataformas dentro y fuera de la Red, establecimiento de contactos, redes y asociaciones que enriquezcan tu universo y, por supuesto, marcar un ritmo de publicación constante. Quizás la optimización de las horas de actividad y el sueño haya sido uno de los recursos más importantes dentro de este proceso.

4. Cuántas veces piensas en tus objetivos, cuántas veces los revisas y actúas sobre ellos…?

Hay objetivos, los más inmediatos, que se revisan cada día e incluso algunos, cada hora. Los tácticos merecen una atención semanal, mensual… y luego están los estratégicos, por los que se rigen todos los demás. Ésos requieren de períodos  mucho más dilatados de observación, contraste, regulación, análisis…

5. Describe como superas el fracaso, como lo remontas si estás luchando y como te motivas si tu entusiasmo se está en recisión.

Siempre he visto el fracaso como un camino hacia el éxito. El ser humano, incluso el más genial, sólo alcanza sus metas a base de pruebas y errores. Quien se rinda ante el primer revés, está condenado no al fracaso, sino al autismo. El fracaso supone la constatación de un mal enfoque, el fin de una línea de trabajo, pero supone también la certeza de irte acercando al objetivo, así sea por la reducción de variables. El fracaso no cierra puertas, abre un abanico de nuevas oportunidades, objetivos, retos…

6. Puedes describir tu sistema de productividad y tienes algun truco para los lectores?

Mi sistema, y si quieren truco también, es muy sencillo: no marcarte horarios inflexibles. Esto, que parece contradecir los principios básicos de productividad, ha sido una de las claves de mi trayectoria en la Red. Ojo, en la Red y no en cualquier otro ámbito. ¿Por qué? Porque en Internet no hay horarios, especialmente si sigues también lo que se cuece en países con horarios diferentes al tuyo. Has de estar siempre ojo avizor y trabajar al ritmo de la actividad que esa misma Red genera. Sin embargo, no establecer horarios no significar ausencia de planificación o relajación en la dedicación. Mi actividad diaria implica una horquilla de 12-18 horas de actividad relacionada (no significa estar pegado a la pantalla del ordenador), con muchas acciones planificadas con anterioridad y muchas también sistemáticas.

Puedes seguir Manuel leyendo su blog o suscribiéndote a su feed RSS

Otras entregas en la serie Objetivos Vitales:
Entrevista con Enrique Dans
Entrevista con Pilar Jericó

¿La primera vez visitando Hábitos Vitales?

Una introducción a Hábitos Vitales


Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!