¡Tira tu Blackberry!

Crackberry

Mi móvil está roto, la pantalla ya no ilumina y tengo que poner la llamada en altavoz para escuchar la otra persona. Llevo un par de semanas procrastinando sobre renovarlo y hoy (o mañana ;-)) lo cambiaré.

Y que conveniente que mi proveedor Orange me manda, según he notado, casi semanalmente folletitos ofreciéndome nuevos móviles. Últimamente he estado mirando el Blackberry (el iPhone ni me lo pienso, los planes de Telefónica, como siempre, son un robo.). Hasta fuí a probarlo en la tienda y tengo que admitir, es un chisme bastante guays.

Pero después de habérmelo pensado un poco, he decidido que no lo compro porque quiero mantener una conexión con el mundo real.


Conozco mis debilidades y creo que soy muy propenso a ser otro miembro de la manada “siempre-conectado”. Ya sabes, personas constantemente inclinadas sobre sus Blackberries y completamente absorbidos en el e-mundo (ver foto arriba).

Mi problema con el Blackberry es que para mi creo que significaría que nunca tendría un momento libre. No más leer libros, chismorreos, o relajación total mirando el mundo que me rodea. Para mi el Blackberry significaría un mundo dónde voy apagando fuegos constantemente, como un juego whack-a-mole constante. Para mi el Blackberry requeriría 100% de mi atención, siempre tentándome con robarme cada momento conciente que tengo.

Creo que nuestra obsesión actual con la velocidad y la actitud de “siempre conectado” reduce nuestra capacidad de concentrarnos en la tarea que estemos haciendo en el momento. Aunque nuestros pensamientos ya no están interrumpidos, nuestras mentes están listas para la desconcentración con el resultado de una pérdida de enfoque.

Así que decidí que en vez del Blackberry voy a seguir mirando mi email en tiempos predeterminados, utilizando mi programa email para filtrar los mensajes. Hacer pequeños esprints con mi atención a 100%. Para mí resulta más eficiente así, meterme un par de veces por día, procesar todos los mensajes por lotes y grupos y así creo que seguiré teniendo una vida.

Llámame un retrógrado, pero me gustaría saber que mi tiempo pertenece a mi y nadie más, mientras leo un libro o voy contemplando el mundo. El Blackberry me parece peligroso porque va a querer dominar mi mundo, y conociéndome me seduciría en 2 minutos.

¿Tienes un Blackberry? ¿Crees que es un robatiempos o crees que estoy exagerando?

Entradas relacionadas:
Twitter te hace daño
Reseña: La semana laboral de 4 horas
Porqué algunas personas siempre tienen éxito

Foto cortesía de mudpig

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!