Tres pasos sencillos para empezar el hábito vital del ejercicio

Tres pasos sencillos para empezar el hábito vital del ejercicio

Se acaban las vacaciones. Y quizás piensas que es hora de volver a hacer un poco de ejercicio para esos kilos que añadiste durante el verano? Todos tenemos altibajos a la hora de empezar hacer ejercicio, la mayoría, empezamos y paramos y empezamos otra vez – es normal, lo importante es volver a empezar.Los puntos díficiles ¿Porque tenemos problemas en volver hacer ejercicios un hábito regular?

  1. Demasiado difícil. Siempre empezamos con mucha ambición y entusiasmo y con un objetivo grande “Voy a ir al gimnasio cada día” o “Voy a correr 40 minutos cada día”.

    El problema es que resulta difícil sostener objetivos así durante un tiempo prolongado. Funciona unos días pero cuando te falta la energía, resulta muy difícil seguir

  2. Demasiados objetivos. Muchas veces intentamos hacer demasiado. Queremos correr, levantar pesas, comer bien y dejar los dulces. Con objetivos multiples resulta difícil enfocarse en el hábito de ejercicio si intentamos lograr los otros objetivos también.
  3. No tenemos suficiente motivación. No se trata de carecer de disciplina, es carecer de motivación.

3 pasos sencillos

¿Cómo podemos solucionar esos problemas? Lo que deberíamos hacer es intentar cosas sencillas. En teoría podrías utilizar estos tres pasos para arrancar cualquier hábito vital:

  1. Fija un objetivos sencillo que puedes medir. Puedes hacerlo en varias maneras:
    • Por escrito: Apúntalo. Ponlo en un post-it y pégalo en la nevera. Si no lo apuntas, no existe.
    • Fácil: No fijes un objetivo difícil. Apunta uno que es muy fácil, 10 minutos de ejercicio por día, aumenta a 15 después un mes, luego a 25 minutos después de dos meses. Empieza con algo fácil para establecer el hábito y luego incrementa gradualmente.
    • Se específico: No digas que vas a hacer ejercicio o que vas a caminar. Fija una hora y un lugar. Haz un compromiso contigo mismo que no puedas romper.
    • Que se puede medir: Con medir quiero decir que deberías poder decir que si lo logras o no, puedes decir que: correr durante 10 minutos, caminar 5 kilómetros, hacer 50 abdominales. Ves que cada uno de esos objetivos tienen un número para cumplir.
  2. Apúnta tus ejercicios diariamente. Un hábito clave. Si puedes apuntar tus ejercicios vas a poder ver tu progreso y ver el progreso te va a motivar seguir. Es importante que empieces loguear tus ejercicios inmediatamente, una vez acabado el ejercicio, apúntalo. No hagas un log complicado – eso solamente creará resistencia interior para seguir. La fecha, la hora y qué hiciste será suficiente.
  3. Informar a otros. Muy importante. Puedes hacerlo creando un blog dedicado a tu ejercicio o participar en un foro. Comentarlo con tu novia/o, colegas, familia o aún mejor: un compañero con quién haces ejercicio. Si lo haces, intenta agruparlo con el punto número dos, que forma parte del proceso de loguear tu ejercicio. Asegúrate que saben cuál es tu objetivo y cuéntales que los vas a informar sobre tus progresos.

¿Tienes algúnos trucos sencillos para añadir a este listado?

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!