La importancia de hacer cosas incómodas

2881851613_5b2dce4c22

¿Qué significa ser “dueño de sí mismo”? ¿Realizarse?

Cada uno tiene su respuesta a estas preguntas pero yo empiezo estar completamente convencido de que se trata de tener la capacidad de fijar objetivos reales con seguir un plan de acción (un proyecto), tener persistencia y seguir con una tarea sin distraerse, la capacidad de mantener los objetivos y hacer lo que se tiene que hacer y no sólo lo que uno quiere hacer.

Además estoy seguro  de que si logras hacer las cosas que no quieres hacer tienes una oportunidad de oro para vencer al enemigo de siempre – la procrastinación.

A veces hay que hacer cosas que no te gusta hacer.

Cambiar no significa que uno hace lo que uno quiere – más bien lo contrario. Muchas veces se trata de hacer cosas que uno no quiere hacer.

Se puede decir que se trata de someterse a un especie de malestar constructivo. Realizando cosas que te causan angustia y que sueles evitar, puede ser clave a la hora de mejorarse, sea perder kilos o avanzar en la vida profesional.

Un paso importante para empezar practicar el malestar constructivo es cambiar tu actitud hacia el malestar y en vez de evitarlo hacer del malestar un objetivo.

, leíste bien. Debes hacer del malestar un objetivo. No vas a progresar si no experiencias malestar.

Si alguno de estos cuatro frases te suenan familiares, es hora de tomar más en serio de actitud hacía el malestar:

  1. No soporto no estar cómodo
  2. Yo debería esperar hasta que estoy listo
  3. Yo no debería sentir malestar
  4. Este malestar va a durar toda la vida

¿Estás de acuerdo, hay que hacer cosas incómodas para progresar y mejorarse? ¿Se puede realizar cosas grandes sin vivir momentos de malestar?

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!