Hábito Vital: El arte de empezar

En los últimos meses he entendido algo importante:

Hay una diferencia entre cuando algo empieza y cuando algo empieza a funcionar.

Estoy seguro que conoces la situación. Estás a punto de arrancar un nuevo proyecto, un nuevo emprendimiento o ponerte con algo difícil. Das mil vueltas pero aún así no logras entender como deberías empezar.

Muchas veces esto pasa porque no sabemos como el resultado final debe ser. Esto es un caso muy común especialmente cuando tu trabajo implica un cierto grado de creatividad que tienes que aportar. (¿Y qué trabajos no implica ser creativo hoy en día?)

Cuando te encuentras en una situación así tienes una opcion:

Empezar!

Nada más, empieza con cualquier cosa, si eres diseñador, empieza con eligir un tipografía que te ayude arrancar. Si eres profesor y tienes papeles para corregir, empieza con el primer papel de la pila, si eres estudiante y tienes dos entregas esta semana, empieza con el que tienes que entregar primero…

A veces nos complicamos la vida.
Estoy conciente de que hablo mucho sobre la importancia de visualizar un resultado final pero a veces es más importante arrancar.

¿Qué trucos tienes para arrancar? Comparte en los comentarios!

Entradas relacionadas:

Foto cortesía de Eric Kilby

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

  • Pingback: Daniel Aguayo()

  • Joel

    Hola!

    Creo que una buena manera de comenzar con un proyecto, sea de la naturaleza que sea, es primeramente darse un momento para escribir (yo prefiero en papel) el conjunto de actividades (MACRO) que implica este proyecto, esto nos sirve para tener todo el mapa completo y después poder establecer las actividades más detalladas que nos llevarán a alcanzar metas específicas. La verdad es que la mayoría de las veces le “sacamos la vuelta” a iniciar los proyectos porque se ven demasiado grandes, pero una vez que los partes en pedazos más pequeños se ilumina la mente y te animas a iniciarlos.

    Saludos desde Monterrey N.L., México!!!

  • Enery

    A mi tambien me funciona el papel, un cuaderno, porque los papeles sueltos se me pierden, cuando voy a empezar cualquier cosa (hasta las actividades rutinarias del día) siempre tengo mi cuaderno al lado, me ayuda mucho a enfocarme en lo que tengo que hacer.
    Esto es lo que suelo hacer: Primero escribo las actividades macro, luego muy visualmente identifico orden y prelaciones y les pongo número y finalmente voy detallando las actividades que tengo que hacer para cada actividad macro (esto generalmente a medida que avanzo).
    Suelo dispersarme demasiado y esto me ayuda mucho a enfocarme en lo que tengo que hacer (aunque no quiera) y a lograr las cosas. Siempre tengo un cuaderno cerca. Y tambien así me doy cuenta que avanzo y que logro cosas.
    Saludos de una Venezolana viajando en Colombia!

  • Paula

    Hola! El otro dia lei el post de los comentarios.. y la verdad tenes razón por eso es que hoy voy a dedicar unos minutos a comentar…
    En mi caso la mejor manera, al menos que me sirve a mi, para comenzar es hacerme una buena planificación: que tiempo tengo, cual es mi objetivo, que quiero abarcar, como… cualquier cosa q me permita planificar mis actividades y mi proyecto…
    Muy buenos los post!… Saludos!!

    Paula – Villa María, Cba. – Argentina

  • hhdezc

    arrancar… así me imagino que es hacer un salto en boogie, por mas que se planee como al final solo te lanzas… si no nunca lo haces… la postergación del primer paso solo aumenta la tensión sobre los hombros. Como dar el primer paso… pues no se si sepa o use una técnica… pero cuando me percato de que estoy perdiendo tiempo y que ocupo iniciar ya para evitar atrasos y problemas simplemente “aquí vamos” y aunque sea escribo el titulo del trabajo y empiezo a estructurar el documento o el contenido del programa a realizar… la procrastinación es el tipo que te mete miedo en la plataforma… siempre ocupamos alguien que nos de un empujón desde atrás… por así decirlo…

  • Mi problema con los comienzos se resumen en dos:
    – Veo todo el proceso, desde el principio hasta el final, con los detalles incluidos y me puede el exceso de peso. Estoy con el amigo que habla de partir el trozos pequeños.
    – Tengo el defecto de no admitir menos de un 100% de resultado. Eso, sumado a lo anterior, hace que me bloquee y que pierda energía innecesaria.
    Con cuaderno o sin cuaderno me obligo a:
    – Abrazar el posible fracaso como medio de aprendizaje y señal de que no soy supermán.
    – Repetirme: step by step. Una cosa, la siguiente, la siguiente. Y, en medio, pequeños parones-recompensa: orar, paladear un provervio, escuchar una canción o uno de mis vídeos favoritos, leer algo que me gusta o que me llena de pensamientos positivos (por ejemplo, esta web), llamar a un amigo, enviar una nota de gracias… Lo que sea: pero relajarme un poco y ¡a por lo siguiente!

  • Yo aquí diferencio dos tipos de actividades: Las que entrarían dentro de lo creativo, y las que están dentro de las labores rutinarias diarias. Lo hago pensando en el montón de ropa que tengo que doblar, recoger… después de varios días de caos familiar con gripes, gastroenteritis, varias lavadoras puestas… Tengo que comenzar a recoger y reorganizar toda la casa (con la ropa limpia como prioridad) y tampoco es que esté muy fuerte físicamente como para emprender un zafarrancho como dios manda.

    A mí me va bien lo de ponerme un despertador con tiempos de 5 minutos. En 5 minutos doblo ropa y dedico otros 5 a algo que me resulta más motivador. También, para no agobiarme con todo el montón que ocupa gran parte de una cama en una habitación, me traigo un montón pequeño a la sala y me dedico exclusivamente a ése: doblo, guardo y voy a por más.

    Supongo que es el viejo sistema de simplificar y seguir adelante, pero, si funciona, ¿por qué no?

    Un saludo!!

  • Pingback: José Duarte()

  • @Joel
    Muy buenos consejos! Gracias!

    @Enery
    Si, el papel es clave. Si no lo apuntamos no existe…

    @Paula
    Gracias por pasar!

    @Teresa
    Claro. No ejecutamos un proyecto. Ejecutamos los pasos de un proyecto, acordarse de eso es importante si no puede resultar demasiado grande las cosas!

    @Mónica
    Si no, ¿Por qué no?

    Saludos!
    Erik

  • Lolis

    Acabo de llegar por “casualidad” a este maravilloso blog, la verdad voy a leerlo detenidamente porque se que sacaré mucho provecho de él. Tengo tres hijos, dos adolescentes y una pequeñita de 5 años, así que no es fácil manener el orden en casa. Quiero empezar ahora, pero lo lamentable es que como dicen tengo que educar con el ejemplo, y ahi viene el problema, soy muy desosrganizada. Sé que necesito ponerme en acción, pero no se que me pasa en ese justo momento. Según una amiga que domina el feng shu dice que es como si me estuviera castigando por algo, pues dice que los momentos que se que me traerán placer o armonia, los pospongo deliberadamente, no creo del todo esto, pero bueno algo de razón tendrá. Muchas gracias por todos estos artículos. Lolis

  • Pingback: 9 “hacks” poco comunes para trabajar más inteligentemente en vez de más duro | Hábitos Vitales()

  • Pingback: 9 “hacks” poco comunes para trabajar más inteligentemente en vez de más duro « Motivación y Productividad()

  • Pingback: 9 “hacks” poco comunes para trabajar más inteligentemente en vez de más duro | Teletrabajo y Negocios()

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!