Un secreto para lograr tus objetivos de largo plazo

Para ponerse objetivos siempre es mejor definirlos de una manera clara, detallada y más que otra cosa con un resultado final mensurable. Veamos unos ejemplos “Esta semana voy a escribir tres entradas en mi blog”, “Esta tarde voy a correr 5 kilómetros”.

Cuando alguien me pregunta sobre cómo mejorar a la hora de realizar sus objetivos, siempre recomiendo poner en escrito frases como las mencionadas en el párrafo anterior.

El problema es que éste enfoque no es óptimo para tareas complejas dónde no sabes lo requerido por tu parte. Proyectos con un objetivo claro pero que están proyectados a finalizar en un futuro más lejano. Sabemos cómo empezar pero no conocemos los pasos que están por intervenir, y el tiempo necesario para cada paso es desconocido.

¿Qué hacemos en casos así?

Yo ahora estoy involucrado en un par proyectos con un carácter similiar y uno de ellos va a tener una repercusión importante en mi vida laboral, de hecho se trata de una pequeña reinvención de mí mismo.

Cuando trabajo en estos proyectos defino cuántas horas quiero o necesito dedicar al proyecto en concreto. P ej “Trabajar tres horas con (tarea relacionada con el proyecto)”. Una vez definido el tiempo y la tarea, me siento con el enfoque en ello, a veces resulta difícil porque no habrá un resultado “tangible” pero lo importante es realizar las horas asignadas.

Estos objetivos que tratan de solamente asignar tiempo son complicados porque te agotan mentalmente. Personalmente no puedo dedicar más que 4 horas a una tareas así, el resto del día suelo hacer cosas de carácter más “ligero”.

Si tienes proyectos a largo plazo, pero los pasos y el tiempo necesarios no están definidos, recomiendo que pruebes comenzar asignando bloques de tiempo para trabajar en el proyecto.

¿Cómo gestionas los proyectos a largo plazo en tu vida?

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!