El dinero SI puede comprar la felicidad

Muchas veces se dice que no se puede comprar la felicidad con dinero, pero no es verdad. Es simplemente verdad que:

  1. Perseguir cantidades de dinero no es una ruta a la felicidad.  No deberías intentar adquirir más dinero con la esperanza de que te hará feliz, sino más bien, una vez que tienes dinero, deberías pensar cuidadosamente acerca de cómo puedes utilizarlo para aumentar tu felicidad.
  2. Usar dinero para comprar cosas equivocadas (cosas que son populares, cosas que otras personas quieren, cosas que requieren mucho mantenimiento) no resulta en felicidad.
  3. La gente suele utilizar el dinero para comprar cosas que luego les demandan tiempo y preocupaciones en lugar de comprar cosas que les dejan preocuparse menos.

Hay que ver el dinero simplemente como un medio por el cual intercambias tu propio esfuerzo por productos y servicios que realmente quieres y que te hacen feliz. A medida que vas progresando en la vida, es muy probable que comiences a ganar más dinero (mientras seas joven, aprende disfrutar de las cosas que no requieren dinero – p ej creando relaciones ).

Enfoca el gasto de tu dinero de manera que mejore tu felicidad y reduce tus niveles de estrés, y ten cuidado de no usarlo para comprar cosas que otras personas dicen que “debes” comprar.

Tres situaciones cuando el dinero te deja comprar la felicidad:

  1. Cómprate una cama buena. Cómprate un colchón bueno.  Tendrás que probar una variedad de colchones para encontrar el que te parezca mejor, pero si encuentras el correcto mejorará en gran medida la calidad de tu sueño, y como consecuencia, tu vida profesional.  Pasas el 33% de tu vida en la cama por lo que es económicamente razonable optimizar esta área de tu vida.
  2. Cómprate un buen ordenador. Si visitas a Hábitos Vitales es más que probable que pasas mucho tiempo enfrente de tu ordenador. Si tu ordenador es lento o si tiene un problema que te causa mucha frustración pero has aprendido vivir con ello, arregla ese problema. Personalmente utilizo macs pero sé que no es para todos. De todos modos, si hay una manera para gastar dinero y eliminar frustraciones tontas con tu experiencia computacional házlo. Házlo ya. Quizás necesitas comprar una nueva laptop pero te has convencido a tí mismo que es un gasto “frívolo” porque al fin al cabo el viejo aún te sirve. Arréglalo o compra un nuevo. Así te deshaces de estrés innecesario y te permite concentrarte en la experiencia de consumir e intercambiar información, que al final es el idea de utilizar un ordenador, no actualizando programas de antivirus.
  3. Crea un fondo de emergencia. De vez en cuando nos pasan cosas que no son la culpa de nadie pero causan semanas de preocupaciones y dolor de cabeza. P ej, tu coche se rompe y tienes que pagar 500 € para arreglarlo. Nadie lo rompió, es un coche y los coches se rompen. Tu seguro no lo cubre y tendrás que pagarlo con tu propio dinero. Por eso tu flujo de dinero se interrumpe considerablemente. Crea un fondo de emergencia para tí mismo, pon un poco de dinero en ello cada mes. Este fondo servirá para esos momentos cuando tienes que enfrentar un problema que “si tenía un poco más de dinero desaparecería”. A veces los problemas pueden desaparecer si pagamos para que desaparezcan y un fondo de emergencia te deja hacer eso.

¿Qué dices? ¿Qué cosas has comprado que te ha han hecho realmente más feliz? Cuéntanos en los comentarios.

Feliz año 2011 a todos!
E

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

  • Enrijeje

    Pues… a pesar del título, decir que sigo creyendo que el dinero no da la felicidad, pero la ausencia de el, si da infelicidad. Dormir mal hace infeliz, dormir bien le hace a uno “solo” sentarse bien, y lo mismo (a mi opinión) con el resto de situaciones de ejemplo.
    Un saludo…

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Sonia

    Hola Erik Ya extrañaba tus post!! Feliz 2011!! El dinero es energía, por ello trato de aprender cómo usarlo;…
    Para mi comodidad y mejor descanso: el aire acondicionado me ha resultado excelente, además de su función deshumidificante para la salud; también mi moto me da independencia en mis traslados por la ciudad,
    Un abrazo

  • Pues nosotros este año conseguimos acabar de amortizar el préstamo del coche. Somos libres y dueños de nuestro dinero. El plan para este año es ahorrar.

  • Yo trabajo en una tienda de colchones y es alucinante ver como la gente paga 50, 60 o 100 eur por dos rayas en el suelo para que duerma su coche y luego se quieren gastar 4 chavos en el colchón.

    Y para completar el punto 2 yo añadiría: Comprate 2 monitores de 20″ (O más) y verás como aumente tu productividad.

    Un saludo a tod@s y Feliz 2011 !

  • Martinmartines

    por qué los monitores? me ha hecho pensar…

  • Hola Erik,

    Me ha parecido interesante tu artículo, pues lo más importante es la tranquilidad y coincido plenamente en este tema, la verdad de las cosas es que aunque no debe ser lo prioritario en nuestra vida, el no tener dinero si genera intranquilidad y a la vez infelicidad, por eso es muy bueno poder trabajar y estar tranquilo.

    Saludos,

    Omar Carreño

  • cris

    Si esto fuera cierto, sólo existiría felicidad entre la gente que tiene dinero, y si fuera cierto que es una herramienta, máss de lo mismo; existiría un índice de felicidad más elevado entre las personas de más recursos. Y eso es completamente incierto.
    La felicidad no la dan las circunstancias que me rodean, si no cómo las percibo.

  • Hola Erik:
    Lo del colchón es una verdad como un templo!, la cuestión del dinero es no tanto decidir si hace o no a la felicidad sino en cuanto contribuye a tu propio mapa de la felicidad. Creo que si es el 60% de tu mapa mental, lo tienes complicado, porque resulta que el dinero no puede comprar la sensación de seguridad interna, esa la creas. habra que tratar que nunca ocupe más del 30% de tu zona de confort.
    Buen 2011!

  • Muchas ocasiones estamos consultando la documentación mientras escribimos/programamos. Estamos retocando un CSS mientras estamos viendo un diseño. Estamos viendo los pedidos mientras hacemos la facturación.

  • Gerard

    Es un artículo muy interesante.
    Hace tiempo que sigo tu blog, y no se si es que no me lo parece o no, pero me gustaría mucho, si no es pedir demasiado 🙂 que dedicaras un artículo a la fuerza de voluntad personal ?
    Gracias por todo.
    Un seguidor.

  • Javier

    El dinero puede que no de la felicidad, pero es indiscutible que no poseerlo nos hace muy infelices…

  • El iPad, algunos libros y el master de desarrollo personal están entre las mejores inversiones que he hecho el año pasado. He hecho algunas otras igual de fructiferas pero que no me han costado dinero.

  • fer

    Pues bien, una característica con la que quizá muchos procrastinadores se sientan identificados es la de ir por ahí anunciando sus planes o ideas geniales a amigos, familiares, conocidos, la red, etc. incluso mucho antes de ni siquiera empezar a ponerse manos a la obra con ellas. Esta práctica ha sido estudiada por psicólogos conductistas a lo largo del S.XX y ha demostrado que es nociva para la motivación, y por lo tanto debería ser evitada por los individuos con tendencia a la procrastinación.

    http://www.procrastinacion.org/index.php?option=com_content&view=article&id=81:callarse&catid=43:soluciones&Itemid=62&lang=en

  • fer

    porque gtd no funciona en la proscratinacion

    Ante esta problemática, han surgido toda una serie de estudiosos en la materia que han sacado a la luz variados métodos o técnicas que supuestamente alivian o solventan estos infiernos laborales. Herramientas de gestión del tiempo y las tareas, también conocidos como GTD (“Get Things Done”) compuestos por agendas, temporizadores (como en la “técnica del Pommodoro”), etc. En resumen toda una panoplia de artilugios ideados para controlar el tiempo que invertimos en nuestras tareas, ordenarlas, etc.
    A menudo también se ha sugerido que estos caminos son la salvación del procrastinador. Lo cierto es que esto, en general, es falso.

    A pesar de que dichas técnicas son fundamentalmente útiles y prácticas, en el mejor de los casos (y solo dentro de una fracción del espectro de procrastinadores) solamente ayuda a mitigar levemente las consecuencias de la procrastinación, y nunca ataca a las raíces del mismo. Un procrastinador sabe con más o menos precisión qué debe hacer y cuándo debe hacerlo, pero NO LO HACE. Un procrastinador puede estar perfectamente bloqueado y rodeado de agendas, programitas gestores de tareas, teléfonos, listados, cronómetros, etc. Es decir vivir arropado de todo un arsenal de herramientas de GTD y estar en blanco, inactivo, o prestando toda su atención y recursos intelectuales en una tarea intrascendente pero que cuya gratificación sí pudo resolver en su mente. Ahí está la clave.

    Por eso es tan y tan frecuente charlar con procrastinadores que comentan cuánto dinero y tiempo han invertido en supuestas herramientas mágicas y cómo han fracasado una y otra vez con ellas.

    Para atacar la raíz del problema hay que saber dónde está primero. Y lo mejor es hacer el esfuerzo de sacarnos de nuestras circunstancias habituales y verlas desde una perspectiva alejada. Y es en ese momento donde, quizá, nos demos cuenta de que nuestra mente sencillamente se planta, saturada de una abstracción artificial que no puede, no sabe o no quiere gestionar y se rebela haciendo huelga, negándose a ejecutar lo que el cerebro racional indica y desviando la atención a otras tareas que sí son gratificantes. En otras palabras, hemos forzado, encarcelado, condenado a nuestra mente a trabajar en donde no está preparada.

    Hay que cambiar de circunstancias. De vida. Buscar si está disponible una alternativa. Y si no, crearla.

  • Holman

    Tienes razon, hay que invertir el dinero en mi felicidad y no en cosas que podrian hacer felices a otros y que son cotidianas…

    Saludos desde Colombia!!

  • Iago Fraga

    Hola Erik,

    Estoy 100% de acuerdo con tu planteamiento y con el título. Es más creo que el punto más importante del post está en como bien decías:

    “Hay que ver el dinero simplemente como un medio por el cual intercambias tu propio esfuerzo por productos y servicios que realmente quieres y que te hacen feliz”

    El dinero actual es deuda. Es decir un papel que promete que alguien hará un servicio por ti. Lo único que puedes hacer con el dinero es escoger qué aceptas a cambio del esfuerzo que has llevado a cabo.

    Por lo tanto, no lo gastes en nada por lo que no estés dispuesto a trabajar las X horas necesarias para conseguirlo.

    A pesar de ser un cliché creo que has dado en el clavo con el post. Es más difícil de interiorizar lo que propones pero tienes toda la razón.

    Un saludo!

  • Hola

  • hola! buenisimos los post. Llegue porque tengo problemas con la distracción en general, y uno de los post trata el tema… otro dilema es el dinero jaja, pero bueno… el consejo de comprar una buena cama vale millones!… saludos!!!

    morizze

  • Juansito

    Totalmente cierto al menos si eres del palo. Luego de trabajar en una productora de televisión donde usaban multiples monitores para todo, noté la diferencia y decidí invertir en uno. Fijense que sea igual en dimensiones (y si es posible en marca) al anterior!

  • Arkadi

    “El dinero SÍ da la felicidad. La frase que dice lo contrario la inventaron los hipócritas que lo tienen a montones y nos quieren convencer que les trabajemos por muy poco…”

    Palabras que leí hace años de una mujer que no volví a encontrar más, pero que siempre me trae una sonrisa cuando leo sobre el tema…  😉

  • Carlos

    Muy bueno este artículo, es verdad que el dinero no puede comprar la felicidad, pero es una energía poderosa que puede ayudarnos en el proceso, el dinero nos libra de cierto nivel de preocupaciones y si lo invertimos bien tal y como se menciona acá entonces mejoramos nuestra calidad de vida, debemos buscar el dinero porque bien utilizado nos da continuas satisfacciones que sumadas crean felicidad, el siguiente artículo destaca la importancia de la riqueza, les comparto el enlace:

    http://comofijarmetas.com/audios-subliminales-para-obtener-riqueza/

    Saludos y una buena estrategia para la felicidad es hacer lo que se ama.

  • Anachabelycheco

    hola mi nombre es ana chabely y yo greo k la felicidad no es como antes k hay k hacer para uno ser feliz.

  • Pingback: Los beneficios de la tristeza: ¿Por qué la evitamos? | Sobreviviendo a Sigmund…..()

  • Pingback: Gratis no puede ser. - #Tu Negocio Online()

  • Cupondis

    El dinero no puede comprar la felicidad pero ahorrar mediante cupones de descuento de supermercados es una gran idea e iniciativa.

    supermercado aldi

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!