Cómo mejorar la productividad creativa eliminando el crítico interior

evan p. cordes

No dudo que son muchos de vosotros los que secretamente desean tener un proyecto más creativo en vuestra vida. Esa oportunidad que en sí no va tanto sobre dinero, sino de mostrar vuestras capacidades y potencial creativo al mundo.

Y muchas veces, casi siempre, esa oportunidad llega. A veces en la forma del trabajo perfecto, a veces con una pequeña colaboración o simplemente cuando la persona se decide a comenzar, trabajando por las noches. Y es justamente en ese momento, tan esperado, que llega el bloqueo. El síndrome del impostor y el crítico en nuestro interior toman posesión de nuestros sentidos y nos producen el temido bloqueo, la procrastinación y en última instancia, el fracaso.

La mejor manera de eliminar los enemigos de la creatividad es parar lo que estamos haciendo y reconocer que estamos tirando piedras a nuestro tejado. Luego, viene la acción. Tres tips contra tres de los peores enemigos de la creatividad

1 – Contra la procrastinación por perfeccionismo

El perfeccionismo es un asesino de la creatividad. Cuando hacemos algo que es importante para nosotros, nos ponemos una presión excesiva para hacer las cosas perfectas. Pero lo perfecto no existe. De hecho, el proceso caótico e inacabado es tan importante como el resultado final. En lugar de buscar lo ideal, lo perfecto en tu cabeza, disfruta del proceso y los errores que surjan para llegar a un resultado final interesante. Y recuerda “Hecho es mejor que perfecto”, sabias palabras de Mark Zuckerberg.

2 – Contra el síndrome del impostor

Cuando sientas que empiezan a aparecer en tu cabeza pensamientos como “se darán cuenta que soy un fraudeo “realmente no sé lo suficiente para hacer estotómate el tiempo para recapitular y destruir estas ideas como si fueran malas hierbas (cuando todavía son pequeñas). El estrés y frustración que te causan harán que pierdas la fluidez del proceso creativo pudiendo incluso llegar a tener ataques de pánico o quemarte por trabajar demasiado. Existen varias formas de sentirse mejor:

1 Recuerda tus logros

2 No te compares

3 No pienses debería/tendría

4 Delega si hace falta

5 Mira tu situación con perspectiva. ¿Qué es lo peor que puede pasar?

6 Ten compasión contigo mismo, no te maltrates

3 – Contra el miedo a fallar

Hay infinidad de consejos que hablan de no tener miedo a fallar. De hecho, hay toda una cultura alrededor de esto actualmente y creo que es muy positivo. En primer lugar, tenemos que entender que el miedo, de por sí, no es algo real. Es una imagen en nuestra cabeza. Para ayudarte con este tema, en este post te damos consejos sobre cómo combatir los miedos.

En segundo lugar, fallar es imprescindible para lograr el éxito. Henry Ford dijo “El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia. Y no puedo estar más de acuerdo. Sólo hay que ver a un niño pequeño cuando está aprendiendo a gatear o a caminar. Sus primeros pasos son torpes y se caerán muchas, muchísimas veces. Hasta que aprenden y a los dos años están correteando por toda la casa. Sus fallos son suyos, tienen que hacerlos ellos, no podemos enseñárselos nosotros. Y así es durante toda nuestra vida. Nuestros fallos son tan nuestros como nuestros éxitos. En lugar de tener miedo a fallar, tenemos que abrazar la oportunidad de fallar para aprender.

 

En resumen, sé muy consciente de tus pensamientos de fracaso, miedos e inseguridades para anularlos y reemplazarlos por acciones creativas que te llevarán, en última instancia, a comenzar el próximo capítulo de tu vida.

¿Haz pasado alguna vez por una situación similar? ¿Reconoces el “Síndrome del Impostor”?

 

 

 

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

  • Patricia

    Me ha encantado esta entrada, porque me encuentro exactamente en esa situación, con un pequeño trabajo creativo encargado y con un bloqueo enorme para sacarlo adelante. Espero que todo vaya bien 😉

  • Habitos Vitales

    Qué bien Patricia, nos encantará que nos cuentes como terminó todo!

    Un saludo y muchos ánimos

  • Pingback: Bitacoras.com()