Esto sucede cuando acabes lo que empiezas

Es sencillo, algunas cosas y acciones en la vida son simplemente más importantes que otras.

Pero muchas veces es sólo hasta después de que nos hemos dado cuenta de estas cosas, que lo entendemos.

En realidad, a veces ni siquiera nos damos cuenta.

Simplemente nos quedamos con una sensación de logro. Una sensación que nos fortalece personalmente y que en última instancia nos cambia fundamentalmente como individuos.

Terminar proyectos que nos propusimos hacer ES importante. Realmente importante.

Acabar los proyectos que nos propusimos hacer nos cambia como personas de varias maneras, aquí hay siete:

Curso gratuito: Haz click aquí para aprender a crear y mantener los hábitos que te convertirá en una persona que termina las cosas que empiece

  1. Empiezas a realizar tus metas en la vida
    Si la realización de tus metas en la vida no es importante, entonces yo no sé lo que lo es. Lo bueno con terminar incluso el proyecto más pequeño es que se empiezas a crear un impulso. Entras en un flujo y una cosa lleva a la otra. Es un efecto de bola de nieve increíble.
  2. Te conviertes en una persona más positiva
    Cuando entiendes que, tu también, eres capaz de acabar con los proyectos que empieces también comienzas a entender tu capacidad real. No sólo entiendes lo que eres capaz de hacer, empiezas a apreciar a los demás y comprender la capacidad de los demás.Te da una mayor fe en la gente y te hace una persona más positiva. Con más positividad, comienzas a relajarte.
  3. Te conviertes en una persona más saludable
    Como mencioné anteriormente, demostrandote a ti mismo que eres capaz de terminar las cosas que arrancas crea un efecto de bola de nieve. Se crea un bucle de retroalimentación positiva que refuerza y que te empuja hacia tu próximo objetivo. Al final, la única manera de alcanzar metas más altas es vivir un estilo de vida saludable por lo que se convierte en algo automático. Se convierte en algo que nos encanta hablar de aquí en Hábitos Vitales, en un hábito 🙂
  4. Consigues mejorar la gestión y la superación del miedo
    Después de concretar un par de grandes metas, entiendes que sentir miedo es una parte natural del proceso. Entiendes que todo el mundo siente miedo. Incluso Elon Musk … Una forma de empezar a manejar el miedo es el control de la forma de hablar de ti mismo. Como mencioné anteriormente, también se comienza a llegar a un acuerdo con el fracaso, y que el fracaso es parte de tratar, y que intentar es parte de acabar las cosas.
  5. Te atreves a pensar en grande y ser más ambicioso
    Al terminar las cosas has entendido la importancia de los procesos y cómo romper cosas en átomos facilita las cosas. El resultado es un cambio de actitud hacia los proyectos y las ideas más grandes.
  6. Ganas más dinero
    Siendo una persona que acaba las cosas que empieza, cambia la forma en que operas como un individuo. Se cambia automáticamente la forma de llevar a cabo y esto tiene un impacto positivo inmediato en su vida profesional.
    – Si trabajas por cuenta propia, empezarás a ser parte de proyectos más grandes
    – Si eres empleado empezarás a tomar más responsabilidades.

    Estas dos cosas casi siempre resultan en más dinero en el banco

  7. Creas mejores hábitos
    Tus hábitos son lo que hace que actúes como actúas. Siendo una persona que termina lo que comienza pone un pilar muy importante para el resto de sus hábitos.

¿Tienes algún proyecto que puedes acabar esta semana? ¿O quizás esta noche?

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!