Etiquetadistraccion

La distracción es tu enemigo principal

Después de unos años profundizando en ideas y prácticas de productividad personal y de gestión de atención, me ha quedado claro que la distracción es la amenaza principal a la hora de realizar proyectos, ideas o en la vida en general. Estar distraído significa estar separado de una priorización a algo secundario. La distracción nos obliga practicar la multitarea y nos fracciona y hace confusas nuestras metas.

En una sociedad de alta tecnología como nuestra, tenemos muchas distracciones, muchas más que hace unos años. Hay tantas posiblidades de escapismo que nos tientan. Pero la amenaza principal es la distracción que se suele manifestarse en forma de interrupciones y la multitarea – la fragmentación de pensamiento y tiempo. Vivimos nuestras vidas con interrupciones constantes.

El problema es que estas interrupciones nos afectan en una manera negativa. Estar constantemente interrumpido sube el nivel de estrés y frustración y baja la creatividad. Cuando estás desconcentrado y te falta un enfoque claro eres menos creativo, cuando el tiempo para reflexionar siempre está interumpido resulta difícil profundizar en solucionar problema y reconocer patrones.

Es cierto que la tecnología nos da oportunidades extraordinarias al poder conectar y aprender, pero tenemos que tener en cuenta la distracción como algo que nos interrumpe, creando frustración y bajando nuestra productividad.