¡Abraza la imperfección!

 

188126789_23c5536cec

Creo que muchos tenemos o hemos tenido expectativas poco realisticas sobre nosotros mismos. Suelen ser en el estilo “Si no lo hago a la perfección, soy un fracaso”.

Olvidamos que la mayoría de los grandes logros e invenciones realizados son el resultado de fracaso tras fracaso. Pero con persistencia y sudor, el pionero siempre llega al éxito. (bueno, no siempre pero creo que me entiendes…)

Ve tus fracasos no como fracasos, sino como una oportunidad para hacer algo mejor la próxima vez, porque sin fracasos no aprendemos.

Unas sugerencias sobre como tratar el fracaso:

Cambia tu actitud hacía el fracaso

Intenta ver tus fracasos como algo positivo, mira a la gente a tu alrededor o a las personas a quienes admiras. Muchas veces los errores que una persona ha hecho, son lo que los hacen interesantes. Los siguientes consejos te ayudarán a hacer frente a demandas irrazonables de perfección:

1. Reporte de daños

Acuérdate de tus errores. Cuéntalos a tus amigos y conviértelos en historias entretenidas. A la gente les encanta escuchar como otros han metido la pata. Así conviertes los percances diarios en anécdotas divertidas. Muchos piensan que contando fracasos otras personas pierden respeto hacía ti, pero en mi experiencia no es así, más bien lo que pasa es que ganas su simpatía.

2. Introduce un “día de la imperfección”

Haciendo cosas mal a propósito es interesante. Si normalmente llevas la ropa impecable, entra un día en la oficina con la ropa completamente arrugada  para sorprender a tus colegas. El resultado es que rompes con las pautas y la idea que la gente tiene de tí y añades una dimensión más “misteriosa” (en falta de una palabra mejor). 
Si normalmente eres una persona que hace su trabajo en una manera autónoma, durante este día de la imperfección, pregunta a tus colegas si te pueden ayudar, aunque se trata de una tarea trivial. 

Haz un listado de 7 puntos

Si te sientes fracasado, haz un listado con siete cosas que has hecho hoy. Quizás hiciste un té fantastico cuando desayunaste. Quizás no tuviste ningún semáforo rojo cuando conduciste a la oficina…Cosas pequeñas que hiciste bien.

¿Cómo tratas con el fracaso en tu vida, lo ves como una oportunidad o te deprime? ¿Crees que realmente es necesario fracasar para progresar en la vida?

Foto cortesía de Darwin Bell

Sobre el autor Ver todas entradas Sitio web de autor

Erik

Curso gratuito
Cómo adquerir Hábitos Vitales

Este curso gratuito te enseñará, paso a paso,
los secretos para adquirir y mantener nuevos hábitos vitales y mover tu vida hacia adelante.

¡Yay, éxito! Nos vemos pronto en tu bandeja de entrada!